jueves, 4 de agosto de 2011

De cómo Berlín (03) Me inicio en el turismo Forever Alone

                10:28 de la mañana. A esta hora debería estar paseando por Unter den Linden pero me parece que esta mañana no va a ser posible. Ayer, cansadísimo, no fui capaz de dormirme hasta pasadas las 4 de la madrugada –y tenía el ordenador y todo apagado-. Me he despertado muchas veces por la noche, he soñado bastante pero los recuerdos se me agolpan y no soy capaz de ordenarlos un poco. Y ahora tengo unas pocas ganas de vomitar. Como veo que va a ser imposible por ahora hacer la visita que me preparó mi padre, voy a ducharme, a comprar algo en el supermercado más cercano y a comprar un ticket de transporte para todo el mes. La clase empieza a las 13:15, así que aún quedan algo más de 2 horas, pero como no estoy muy seguro de la calle donde está el instituto en el que me toca estudiar, tengo que pasarme antes por el oficial para que me den indicaciones buenas. Espero que puedan dármelas. Muy pocas ganas de hacer nada, la verdad. Aunque bueno, hoy se supone que llega una amiga a Berlín, a ver si puedo quedar un poco con ella para dar voltios por aquí. Quizá deje el portátil aquí, no sé si es muy útil pasearlo por la ciudad.
--------------------------------------------------------------------------------------------------------      
         Bueno, ya son las 0:28 del día 4, un par de conclusiones. La verdad es que el día ha ido bien. En clase he podido conocer ya un poco mejor a mis compañeros: de Igor, Frederique, dos de las italianas (creo que se llaman Alexia y Erika) y Sten el noruego (que no Sven) no he sabido nada más. He hablado con Esther, la española, para encontrar el instituto, lo cual ha sido bastante complicado. Después en clase he compartido trabajo con Joe, que va a ser mi colega inglés y me ha contado un poco cómo va su vida en Berlín –vive en familia pero casi no ve a ninguno de los miembros, en un sitio que no recuerdo y gracias a dios a que tiene su Iphone. Parece que le va el bebercio porque de 3 conversaciones que habremos tenido en 2 ha repetido continuamente la palabra betrunken-, y con Andrew, el viejo australiano de 65 años, que la verdad es bastante majo y entrañable. Luego está la coreana, que lleva 5 meses en Berlín pero sólo ha hecho amigas de su país, Didi, otra de las italianas –que estoy seguro de que ha ligado conmigo, lo único que me ha contado es que vive sola en un piso en Charlottenburg, zona bastante cara, y que se aburre muuuchísimo-, y con Andrea, una americana judía de unos 27 años y bastante agradable. Ya casi los conozco a todos y el viernes nos va a llevar la profesora a algún sitio a cenar. Eso sí, ha dicho que comeremos currywurst, salchicha con salsa de curry, y miedo me da que me de alergia. Tomaré algo distinto, supongo.
                Luego me he armado de valor y me he puesto a visitar Berlín solo. Aunque he hablado también solo y me he perdido un par de veces, ha ido mejor de lo que esperaba. Me he divertido bastante y cuando volvía me sentía hasta realizado. He visto la casa Tacheles –casa okupa, aunque para entrar me esperaré a ir con alguien más-, también una sinagoga, la plaza de París –con la puerta de Brandenburgo, el monumento del holocausto al lado y todas las embajadas- y he andado hasta las 8 de la tarde por Unter den Linden. Después me he comprado un Big Mac, desenvolviéndome de puta madre con el alemán xD y he vuelto a casa. Aquí he hablado un rato con Theodor, que sabe un huevo de historia y siempre me cuenta cosas interesantes y se ha ofrecido a acompañarme el sábado a dar una vuelta por el Tiergarten en bici. No sé si podré aguantar mucho ritmo, que los berlineses están super cachas. Aun así, me siento bastante más en forma ahora que llevo 3 días andando 2-3-4 kilómetros y subiendo los cuatro pisos de esta casa.
No se me ocurren más cosas, así que pongo unas fotillos:

 Hacía tanto sol que no he podido sacar una foto mejor de la puerta de Brandenburgo.
 Esto es el monumento del holocausto.
Visita obligada para los fanáticos de los desodorantes, encontrarán la tienda deliciosa.            
 
Y una canción, que lleva todo el día sonando en mi cabeza -y no, no quiero casarme-.

http://www.goear.com/listen/7220409/nuevos-tiempos-lori-meyers

3/25

2 comentarios:

  1. Me gusta leerte. Los comienzos son duros, pero luego vendrán esas tabernas :) Que no te den alergia!

    ResponderEliminar